Los cactus injertados, puro colorido



Los cactus injertados están compuestos por una base de un tallo verde de una de las amplias variedades de cactus donde se injertan los globos rojos, amarillos, naranjas y rosas del Gymnocalycium. No llegan a tener un tamaño grande y los globos de la parte superior que nacen como nuevos hijuelos que le otorgan una apariencia totalmente original e ideal para la decoración del interior de las casas.


Sus cultivo puede ser en asociación con otras variedades de cactus pero lo ideal es que tengan su espacio independiente, en macetas pequeñas y gruesas de barro cocido. Es conveniente colocar sobre el sustrato un poco de gravilla, dándole así estabilidad e imposibilitando que se pueda inclinar por el peso del globo superior.

Cuidado con las altas exposiciones al sol ya que pueden dañar los globos de los injertados. Como todos los cactus, requiere pocos riegos, dejando seca la tierra entre riego y riego.


En Viveros Jardín del Rocío podéis encontrar una amplia variedad de este tipo de cactus que sueles ser muy demandados para la decoración de interiores. Sin duda alguna, los de más coloridos suelen dar un juego bastante vistoso en todas las habitaciones de la casa.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo