Conocemos el durillo o laurel salvaje (Viburnum tinus)


El Viburnum tinus es un arbusto perennifolio perteneciente a la familia de las Caprifoliáceas. Es una especie muy popular en los jardines de la región mediterránea, gracias en gran parte, a la espectacularidad de sus flores.


El durillo cuenta con un porte arbustivo y puede llegar a crecer hasta los 4 o 5 metros de altura (su tamaño dependerá de las condiciones de cultivo y de los cuidados que se le presten). Lo habitual, es que crezca de acuerdo a las preferencias de su cuidador.


Pero, además, suele florecer en invierno, cuando pocos se atreven a presentar batalla al frío.

Mostrará primero sus cabezuelas de botones rosados, que después darán lugar a las pequeñas flores. El resultado será unos bonitos ramilletes blancos, que podrían engalanar a la novia más exigente.


El Viburnum tinus es un arbusto alto. En condiciones adecuadas, consigue alcanzar más de tres metros de altura. Si lo deseas, puedes darle incluso porte de árbol.

Sus hojas son coriáceas, de forma ovalada y puntiaguda y color verde brillante. Podrían confundirse con las del laurel (por eso el apelativo de laurel salvaje), si no fuera porque surgen por pares en el tallo, opuesta la una respecto a la otra.


Las apreciadas flores disponen de cinco pétalos blancos y, aunque diminutas, también de unos estambres más que evidentes. Se agrupan formando vistosos corimbos terminales, que se prolongan en la planta durante algunas semanas.

Hay que vigilar por ello en caso de poda, es mejor dejar el trabajo para después de la floración.



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo