Conocemos más sobre el Naranjo Dulce



El Naranjo dulce (Citrus sinensis) es un árbol o arbolillo siempreverde de la familia de las rutáceas (Rutaceae), a la cual también pertenecen el limonero (Citrus limon), la mandarina (Citrus reticulata), el pomelo (Citrus paradisi) y el naranjo amargo. Tiene su origen en el lejano oriente, probablemente en China.

Alcanza una altura de entre 4 y 12 metros. Forma una copa redondeada y espesa, con un tronco generalmente corto y de corteza lisa de color pardo.

Las hojas son simples, alternas, con peciolo alado y forma elíptica, ovada e incluso oblonga; el margen es liso y el ápice agudo. En cuanto al color es verde intenso.


Las flores aparecen solitarias o en pequeños racimos. Son blancas, con cinco pétalos consistentes y de apariencia cérea. Los estambres son numerosos y están unidos en la base en una corona circular que rodea al gineceo. El estilo central se abre en un estigma capitado de color amarillento. La flor del naranjo es la que se conoce normalmente por azahar, muy apreciada por su agradable e intenso olor.


El fruto es un hesperidio globoso, redondeado u ovalado, de 6 a 10 centímetros de diámetro. La corteza es lisa o algo rugosa, de color naranja y, en su interior, tiene una pulpa jugosa, más o menos agridulce pero no amarga. Las semillas son blancas, sobre 1 centímetro de tamaño y dispersas por el interior. La reproducción se hace por semillas y por injerto.

En jardinería se usa por su floración de color blanco y agradable aroma, por las hojas siempreverdes y por su fruta. Necesita suelo rico y con buen drenaje, riego abundante y clima suave, no aguantando heladas.

En agricultura hay multitud de variedades dependiendo de la época de recolección, tamaño, sabor de la fruta y adaptación a las distintas zonas. Hay tres grupos principales: Navel, Blancas y Sanguinas.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo